Diferencias entre las apuestas combinadas y las apuestas sencillas

La apuesta simple es la modalidad más sencilla, ganas o pierdes de acuerdo al resultado del partido seleccionado. Tu haces un pronóstico, si lo aciertas, ganas la apuesta. Sin embargo en las apuestas combinadas o acumuladores se apuestan en múltiples eventos deportivos a la vez pero sólo se ganará si se aciertan todos y cada uno de los resultados elegidos. Así, una apuesta combinada es como hacer tu propia quiniela eligiendo los clubes que más te gustan independientemente de la división, liga o país en el que jueguen; otros jugadores al hacer una apuesta combinada seleccionan aquellos partidos con las cuotas más elevadas buscando la máxima rentabilidad y ganancias.

Apuestas simples y apuestas combinadas

El gran atractivo de las apuestas combinadas es su elevada ganancia pues las cuotas son más altas que en las apuestas sencillas, y esto es así porque la cuota resultante de la apuesta combinada no es la suma de las cuotas de cada resultado pronosticado sino que se multiplican entre ellas. Vamos a verlo con un ejemplo que es mucho más sencillo de entender.

En las apuestas simples puedes apostar que ganará el equipo que juega en casa (1), empata (x) o que pierde (2). Y para calcular tu ganancia simplemente tienes que multiplicar la cantidad apostada por la cuota, así de simple!

Por ejemplo, si apuestas 20€ a favor de Real Unión, y su cuota es de 2,00
Si el Real Unión vence, su ganancia será 20€ x 2,00= 40€

En cambio en las apuestas combinadas para obtener la cuota final no es la suma de las cuotas individuales de cada resultado sino su multiplicación. Es decir:
Dos partidos, R. Madrid vs. F.C. Barcelona y Ath. Bilbao vs. Real Sociedad
La victoria del equipo merengue tiene una cuota de 1,5 y la del Ath. de Bilbao está valorada en 2. Si hacemos una apuesta sencilla de 10€ con cada uno de los dos partidos, nuestra ganancia total ascendería a 35€ (1,5×10=15€ + 2×10=20€); en cambio si hiciesemos una apuesta combinada la ganancia hubiera sido de 60€, pues debemos multiplicar 20×3 que es la cuota resultante de multiplicar las dos cuota individuales.

Cuota
La cuota es la cantidad por la que se multiplica nuestra apuesta. A menor probabilidad del resultado, mayor cuota

Las apuestas combinadas pueden ser dobles, cuando se apuestan a dos eventos simultáneamente, o triples, cuádruples… en función del número de los resultados con los que estemos jugando, el número máximo con el que se puede jugar es de diez eventos. Como es lógico, a medida que es mayor el número de combinaciones las ganancias aumentan pero el número de probabilidades de acertar todos los resultados es mucho menor. Por ejemplo, una apuesta combinada con cuatro partidos atendiendo que tres posibles resultados diferentes en cada evento estamos asumiendo 81 posibles combinaciones de las cuales sólo una nos premiará, y las otras 80 son perdedoras.

En el siguiente vídeo explican cómo hacer una apuesta combinada.

Desde un punto más estratégico, no se suele recomendar hacer apuestas combinadas de más de tres partidos por su alto riesgo. Lo que suele ser interesante es combinar dos resultados relativamente ‘seguros’ atendiendo a la trayectoria deportiva y aunque su cuota es baja lógicamente, y no es muy atractiva para hacer una apuesta simple y si lo es para una combinada pues la cuota resultante es mucho más interesante. Y es que a veces puede ser más ‘facil’ acercar dos apuestas ‘seguras’ de 1,4 que una apuesta simple de cuota 2.

Si tiene la certeza del resultado de varios eventos, haga una apuesta combinada y no varias simples. Obtendrá mayor beneficio

Tipos de apuestas

Pero dentro de las apuestas combinadas existen otras tipologías ofertadas por distintas casas de apuestas deportivas. Entre las más habituales están:

Apuestas de sistema. En este caso es una versión mejorada de las apuestas combinadas, no hace falta acertar todos los resultados incluso puedes marcar varios pronósticos a un mismo partido y combinarlos. Veamos un ejemplo.

Una apuesta de sistema 2/3. Su apuesta va a estar centrada en tres partidos y marca como ganadores al Real Madrid, Barcelona y al Ath. de Bilbao con una apuesta 2 de 3, lo que significa que apuesta a todas las posibles combinaciones de 2 con los 3 clubes. En este ejemplo son un total 3 apuestas combinadas de dos.

Apuesta 1: Gana Real Madrid (1,50); Gana Barcelona (1,80)
Apuesta 2: Gana Real Madrid (1,50); Gana Ath. de Bilbao (2,00)
Apuesta 3: Gana Barcelona (1,80); Gana Ath. de Bilbao (2,00)

Ha apostado 15€ lo que significa que ha realizado tres apuestas combinadas de 5€ cada una. Finalmente vencen el Barcelona y el Ath. de Bilbao, pero el Real Madrid pierde así que las dos primeras apuestas son fallidas al perder el Madrid pero la tercera sí que es válida y gana 18€ (5×1,80×2,00) aunque se haya equivocado en dos apuestas.

Apuesta de selección múltiple, como su nombre indica le permite seleccionar varios pronósticos para un mismo partido, y puede ser simple o combinada a su vez.

Apuesta simple de múltiple selección. Gana la R. Sociedad (cuota 2,00) y Empate R.Sociedad (3,10)
Apuesta combinada de múltiple selección pudiendo combinar apuestas simples con apuestas simples de múltiple selección.
Apuesta por la victoria del Valencia (1,50), del Betis (1,80) y del Sporting de Gijón, tanto su victoria (2,00) como su empate (3,10). Con una suma arriesgada de 10€ en total, tendría en este caso dos apuestas combinadas de tres con una suma arriesgada de 5 € cada una.

Pero hay muchas otras modalidades de apuestas, cada casa de apuestas oferta distintas, algunas de las más conocidas son:

Apuestas con hándicap: clásico y asiático. El hándicap es un sistema de apuestas deportivas mediante el cual se le restan goles al equipo favorito y se le añaden a su rival. Este tipo de apuestas es habitual en fútbol americano, rugby y en partidos muy desequilibrados. Por ejemplo, Sevilla vs Albacete. Hándicap (0-1). El Albacete recibe un gol de ventaja que se le sumará al resultado final. Si apuesta por el Sevilla tendrá que superar en número de goles al Albacete al finalizar el encuentro excluyendo un gol.

En el hándicap asiático no se puede apostar al empate por lo que los resultados posibles son solo dos. Existen dos tipos de handicap: medio gol (0,5, 1,5, etc.) y gol entero (0,1, etc.). En el caso del hándicap de medio gol siempre existe un ganador claro, ya que no es posible anotar medio gol. En el caso del hándicap de gol entero, si existe un empate después de aplicar el hándicap, se devuelve el importe de la apuesta. El objetivo de este tipo de apuetas es reducir las probabilidades de empate.

Apuesta por ganador
Otras apuestas muy habituales son las apuestas por ganador

Apuestas over/under. Este tipo de apuestas tiene muy buenos rendimientos y su objetivo es acertar si habrá más o menos goles, sets, puntos… en un partido. Algunas casas de apuestas ofrecen luego otras variantes como quién y en qué minuto marcará el primer gol.

Estas son algunas modalidades de apuestas de las muchas que ofertan hoy en día las casas de apuestas, otras muy conocidas son: apuesta por ganador; apuesta por clasificación; uno contra uno… Para terminar, puede ver este vídeo en el que se  explica los tipos de apuestas deportivas.

 ¿Te gusta el artículo? Votalo : 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario